Subtipos de la Clase XXI

Antecedentes

El submarino de la clase XXI, no fue un diseño original. Se trataba de una variante mejorada del proyecto Walter de la clase XVIII -del año 1943-, cuyo sistema de propulsión iba a ser el superóxido de hidrógeno, instalado en unos grandes depósitos situados en la parte inferior del casco resistente.

Como el motor de ciclo cerrado aún no estaba del todo desarrollado, los ingenieros aprovecharon los diseños del submarino que iba a ser dotado con el nuevo sistema de propulsión, decidiendo emplear los grandes depósitos inferiores (que deberían contener el combustible “ingolín”) para instalar en ellos unas potentes baterías.

Así, el nuevo submarino pasaría de ser una unidad propulsada por un motor de ciclo cerrado alimentado con superóxido de hidrógeno (H2O2), a convertirse en un nuevo tipo de submarino propulsado por motores térmicos y eléctricos. Con en cambio se perdía en velocidad (el motor de ciclo cerrado instalado en el submarino “V-80” llegó a alcanzar 28 nudos durante cortos períodos de tiempo), pero en cambio se ganaba en autonomía y fiabilidad.

Aunque el tipo básico de la clase XXI sufrió numerosos cambios en su diseño (p.ej. el proyecto 3 del 16-6-1943, el cual presentaba entre las modificaciones más llamativas una torreta mucho más pequeña que la finalmente elegida), podemos considerar al proyecto XXI-A como el diseño base de esta nueva clase de submarinos, cuya última versión fue la de 1945, que dio origen al U-2540.

Ni que decir tiene que al tratarse de un nuevo diseño, la clase XXI se caracterizó por ser una continua fuente de mejoras y cambios en los planos. Conforme se iban botando nuevos submarinos, y tras ser asignados a unidades de prácticas, sus comandantes volvían a las bases con experiencias y problemas que los diseñadores no tardaban en corregir y cuyas modificaciones aplicaban a las siguientes unidades listas para ser comisionadas.

La producción en serie de las unidades de la clase XXI (con la puesta en astillero del “U-2501” el 3 de abril de 1944, botado el 12 de mayo del mismo año y comisionado como cabeza de serie el 26 de junio de 1944) no supuso la mayoría de edad del primer submarino de la historia. El alto mando no había parado de exigir a los diseñadores nuevas variantes, cada una de ellas con misiones específicas (a saber: submarino torpedero, transporte, cisterna, etc...), bien es cierto que ninguna de ellas pasó de la fase de diseño, lo que impidió conocer su comportamiento en operaciones reales de combate.


Tipo XXI-B (submarino torpedero)

El subtipo XXI-B (U-Bootprojekt Typ XXI-B) fue proyectado como submarino de ataque dotado de 12 tubos lanzatorpedos en la creencia, por parte de los diseñadores, que disponer de un mayor número de tubos lanzatorpedos era preferible a esperar a una segunda recarga, dónde seguramente los escoltas ya estarían atacando a la unidad.

La distribución de los tubos era la siguiente: 6 se encontrarían situados a proa, 3 a babor y 3 a estribor, y otros 6 situados asimismo en la cámara de combate de proa, instalados 3 a babor y 3 a estribor, orientados hacia atrás, y con capacidad de disparar los torpedos con una apertura de 10 grados con relación al eje del submarino.

La capacidad combativa de esta subclase era de 12 torpedos, todos instalados dentro de los tubos y sin capacidad de recarga, contando además con los 4 cañones (en montajes dobles) de 3 centímetros proyectados para esta clase de submarino. El desplazamiento en superficie era el mismo que la versión A, es decir 1.621 toneladas aproximadamente, con unas dimensiones iguales: 76,7 metros de eslora, 6,6 metros de manga y 6,3 de calado.

La propulsión se encomendaba a los 2 motores térmicos MAN con 2.200 cv, 2 motores eléctricos con 2.500 cv y los dos silenciosos SSW con 113 cv, proporcionándole una velocidad en superficie algo menor que los cabeza de serie, es decir, 15 nudos. El resto de características eran las mismas que las del tipo XXI-A.
A esta distribución se la denominó Schneeorgel -órgano de Schnee-, por ser el Korvettenkapitän Adalbert Schnee uno de los diseñadores de este tipo de configuración.


Tipo XXI-C (submarino torpedero)
El subtipo de la clase XXI-C, al igual que el subtipo anterior, también fue proyectado como de ataque, dotándole de un mayor número de tubos lanzatorpedos. Esta versión contaría con un total de 18 lanzadores, todos en la cámara de combate de proa, distribuidos de la siguiente forma: 6 en la proa, 3 a babor y 3 a estribor, y otros 12 orientados hacia popa, 6 a estribor y 6 a babor, en 2 series de 3 por banda, transportando 18 torpedos (todos en el interior de los tubos), así como los 4 cañones normalizados de 30 mm, diseñados para la autodefensa para la clase XXI.

Esta distribución se conseguiría añadiendo algunos metros más a la eslora del submarino, que alcanzaría por tanto los 83 metros, siendo la manga y el calado igual a la del tipo XXI-A, es decir 6,6 y 6,3 metros respectivamente, aumentando el desplazamiento en superficie hasta las 1.900 toneladas.

La distribución de los motores era la misma que la de los tipo XXI y XXI-B, con las mismas potencias, disminuyendo la velocidad debido al incremento de la eslora hasta alcanzar los 14 nudos como máximo en superficie. El resto de características eran las mismas que las del tipo básico XXI-A.


Tipo XXI-D1 y XXI-D2 (submarino cisterna)

Esta subclase se dividía a su vez en otras 2, la subserie XXI-D1 y la XXI-D2, siendo la única diferencia entre ellas, los 2 tubos lanzatorpedos superpuestos de proa que portaba la subserie XXI-D2, ausentes en la XXI-D1.
El tipo XXI-D2 nació de la idea de efectuar el trasvase de combustible sumergido, para lo cual se modificó la distribución de las piezas antiaéreas de la serie original.

La característica más importante de este subtipo era la capacidad de transportar hasta 430 toneladas de fuel en unos tanques situados en la proa, justo bajo unos grandes almacenes de provisiones y repuestos (ocupando el lugar de los lanzadores de torpedos de la clase XXI-A), así como en otros depósitos agrandados a todo lo largo de ambas bandas.

Asimismo se habían modificado las unidades de compensación y la cubierta superior, que se había ensanchado, para poder instalar en ella los elementos necesarios para efectuar el trasvase de combustible. También se modificó la situación de los depósitos de aire comprimido y se agrandó el compartimento refrigerado destinado a almacenar las provisiones que luego se suministrarían a los otros submarinos.

La capacidad de almacenamiento era similar a la de las “vacas lecheras” del tipo XIV.
El incremento de la capacidad de combustible se transformaba asimismo en un aumento del desplazamiento, que alcanzaba las 1.949 toneladas, con una eslora de 76,7 metros y una manga algo mayor que la del tipo XXI-A, llegando a los 7 metros.

El sistema propulsor era el mismo que el tipo básico, siendo la velocidad máxima en superficie de 15,3 nudos y la de inmersión de 15,5. El subtipo XXI-D2 portaba como ya hemos dicho 2 tubos lanzatorpedos a proa, con 2 torpedos, portando ambas subseries los 4 cañones de defensa antiaérea (aunque existió un proyecto del tipo XXI-D1 fechado el 27-3-44 que muestra una torreta similar a la del U-441 “U-Flak”, con 3 plataformas y 4 montajes totalizando 4 cañones de 3,7 cm y 4 de 2 cm). El resto de características eran las mismas que las del tipo básico XXI-A.

El problema de esta clase de submarino venía a la hora de aprovechar las secciones del diseño básico, las cuáles deberían ser modificadas radicalmente, y a la situación en que se encontraba la guerra en esos momentos, el sumar ese nuevo esfuerzo desbordaría la producción, por lo que se abandonó definitivamente.


Tipo XXI-E (submarino carguero)

Al igual que la clase anterior, este subtipo se dividió a su vez en 2 subclases, la XXI-E1 y la XXI-E2, siendo la única diferencia entre ellas, los 2 tubos lanzatorpedos superpuestos de proa que portaba a babor la serie XXI-E2, ausente en la XXI-E1.

La característica más importante de este subtipo era la capacidad de transportar hasta 665 toneladas de carga en unos grandes contenedores situados a proa y en ambas bandas del submarino, dándole una forma casi cuadrada en el centro.

Naturalmente el engrosamiento de las bandas elevaba el desplazamiento hasta alcanzar las 2.809 toneladas, aumentando asimismo la eslora hasta los 78 metros y la manga hasta los 9 metros.
El sistema propulsor era igual que el del tipo XXI-A, reduciéndose la velocidad máxima en superficie hasta los 14 nudos y hasta los 10,5 en inmersión. El armamento ofensivo de la subclase XXI-E2 lo componían los 2 tubos lanzatorpedos de proa, con 2 únicos torpedos, siendo el defensivo de ambas subclases los 4 cañones originales de la serie básica XXI-A.

El resto de características eran las mismas que las del tipo básico XXI-A, salvo por la instalación de una gran escotilla de carga.


Tipo XXI-T (submarino transporte)

La característica principal de este subtipo era su similitud con el tipo XXI-E, si bien la capacidad de transporte se reducía hasta las 160 toneladas de carga (275 toneladas si se instalaban la mitad de las baterías).

Las dimensiones de este subtipo eran iguales a las del tipo básico XXI-A, es decir 1.621 toneladas de desplazamiento en superficie, 76,7 metros de eslora, 6,6 metros de manga y 6,3 metros de calado, portando solamente 2 tubos lanzatorpedos superpuestos a proa y en la banda de babor, con 2 únicos torpedos a bordo. Se había decidido que manteniendo el mismo diseño que el tipo básico, sería posible aprovechar las secciones sin necesidad de tener que rediseñarlas de nuevo.

El sistema propulsor era el mismo que el del tipo básico XXI-A, reduciéndose la cantidad de baterías en el subtipo con mayor capacidad de carga, lo que limitaba la autonomía en inmersión, siendo la velocidad máxima en superficie de 15,5 nudos y la de inmersión de 14,5.

Tipo XXI-V (submarino abastecedor)

Este subtipo se caracterizaba por ser similar a la clase XXI-D, salvo por la menor capacidad de sus depósitos.

Las dimensiones de este subtipo eran iguales a las del tipo básico XXI-A, es decir 1.621 toneladas de desplazamiento, 76,7 metros de eslora, 6,6 metros de manga y 6,3 metros de calado, portando solamente 2 tubos lanzatorpedos superpuestos a proa y en la banda de babor, con 2 únicos torpedos a bordo.

El sistema propulsor era el mismo que el del tipo XXI-A, reduciéndose la cantidad de baterías a la mitad, lo que significaba una mayor capacidad de carga de fuel.

Tabla Resumen de los Subtipos de la Clase XXI
XXI-A
XXI-B
XXI-C
XXI-D1
XXI-D2
XXI-E1
XXI-E2
XXI-T
XXI-V
Desplazamiento (tn) 1.621 1.621 1.900 1.949 1.949 2.809 2.809 1.621 1.621
Eslora (metros) 76,7 76,7 83 76,7 76,7 78 78 76,7 76,7
Manga (metros) 6,6 6,6 6,6 >7 >7 9 9 6,6 6,6
Calado (metros) 6,3 6,3 6,3 6,3 6,3 - - 6,3 6,3
Motores diésel x potencia 2x2000 2x2000 2x2000 2x2000 2x2000 2x2000 2x2000 2x2000 2x2000
Motores eléctricos x potencia 2x2500 2x2500 2x2500 2x2500 2x2500 2x2500 2x2500 2x2500 2x2500
Motores silenciosos x potencia 2x113 2x113 2x113 2x113 2x113 2x113 2x113 2x113 2x113
Baterías (grupos x celdas) 6x62 6x62 6x62 6x62 6x62 6x62 6x62 3x62 3x62
Velocidad máxima superficie (nudos) 15,6 15 14 15,3 15,3 14 14 15,5 15,5
Velocidad máxima sumergido (nudos) 17,2 - - 15,5 15,5 10,5 10,5 14,5 14,5
Tubos lanzatorpedos babor - estribor 3+3 6+6 9+9 0 2+0 0 2+0 2+0 2+0
Torpedos en total 23 12 18 0 2 0 2 2 2
Armamento antiaéreo 2x2 20mm 2x2 30mm 2x2 30mm 4x37mm 4x20mm 2x2 30mm 2x2 30mm 2x2 30mm 2x2 30mm 2x2 30mm
Dotación 57 57 57 57 57 57 57 46 57
Característica principal Tipo básico 12 TLT 18 TLT 430 t. fuel 430 t. fuel 665 t. carga 665 t. carga 275 t. carga 275 t. fuel

Para ampliar datos os recomendamos visitar la Sección "Proyectos" dedicada al Tipo XXI

Fuente:
U-Boottyp XXI de Eberhard Rössler.

Artículo realizado por José Carlos Violat para U-Historia

Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto