Guerra Aeronaval

Cuando estalló la guerra, en septiembre de 1.939, Gran Bretaña conocía la amenaza  representada por las fuerzas navales enemigas, aunque de un modo bastante superficial.

El despliegue naval alemán era inferior a los de la Royal Navy y la Armada francesa: las restricciones impuestas por el Tratado de Versalles habían impedido que las fuerzas navales alemanas pudieran equipararse con las de sus futuros oponentes, pero no que sus astilleros  trabajasen a pleno rendimiento en la única vía para conseguir cierto equilibrio, es decir, en la producción masiva de sumergibles.
Sin embargo, al comienzo de las hostilidades, sólo 46 de los 56 submarinos de Dönitz estaban en condiciones de entrar en combate. A esto había que añadir las fuerzas de superficie: dos cruceros de batalla de 32.500 Tm (el Scharnhorst y el Gneisenau), tres acorazados de bolsillo de unas 12.000 Tm (el Deutschland, el Admiral Scheer y el Admiral Graf Spee), ocho cruceros y 22 destructores de la clase Z. Todas ellas eran unidades modernas, veloces y estaban bien artilladas.

Esta minúscula armada tenía que vérselas con la Royal Navy cuya flota constaba de 12 acorazados, 3 cruceros de batalla, 7 portaviones, 64 cruceros y 184 destructores, repartidos a lo largo y ancho del Imperio y la Commonwealth.

No resulta por ello extraño que el Almirantazgo británico pensara que lo tenía todo bajo un riguroso control.


El Mando Costero de la RAF (coastal command)

A pesar de la casi total dependencia de Gran Bretaña del tráfico marítimo y la amenaza que los submarinos representaban para ella, el Mando Costero seguía siendo una cenicienta en la RAF.

En septiembre de 1.939 sus fuerzas se componían de 16 escuadrones y 265 aviones, la gran mayoría de ellos anticuados.

El mando costero se estructuraba en 3 grupos territoriales. El 15º Grupo (con cuartel general en Plymouth) se encargaba de patrullar los accesos occidentales, el 16º Grupo (con cuartel general en Chatham) cubría el Canal y el Mar del Norte, el 18º Grupo (cuartel general en Rosyth) patrullaba la región septentrional, al este y oeste de Escocia, las islas Hébridas y las Faröe; en 1.940 se formo el 17º Grupo (cuartel general en Gosport) para cubrir el área del Canal y liberar al 16º Grupo de algunas de sus tareas.

Las misiones principales del Mando Costero eran el reconocimiento marítimo y la proteccion de los convoyes, además de salvaguardar las comunicaciones propias y hostigar las enemigas.

Al iniciarse las hostilidades, estas funciones se vieron incrementadas al tener que efectuar salidas de reconocimiento en el Skagerrak, el Kattegat, la bahía de Helgoland y las costas Holandesas, además de protección de convoyes, patrullas antisubmarinas, etc.

Todo esto era, además, más difícil de conseguir, no ya sólo por los medios disponibles, sino porque los aviones que llevaban a cabo dichas operaciones, tenían un equipamiento (a nivel de armamento y de medios de detección) totalmente inadecuado y obsoleto.

La misión básica del Mando Costero era la detección y destrucción de los sumergibles enemigos, pero su eficacia dejaba mucho que desear. Hubo varios casos en los que los mismos aviones que atacaban a los submarinos eran dañados o destruidos por sus propias bombas.
El primer sumergible en ser hundido con la participación de un avión del Mando Costero fue el U55 que, tras ser averiado por el HMS.Fowey y el HMS.Whitshed el 30 de junio de 1940, fue hundido por su tripulación ante los persistentes ataques de un Sunderland del 288º Squadron. Aun así, este no fue el primer Uboot hundido por la RAF, sino que fue el U31, que fue hundido por un avión del Mando de Bombardeo el 11 de marzo de 1.940.

Según se iba haciendo más patente la amenaza submarina, el Mando Costero veía incrementados sus efectivos, así, para julio de 1.940 ya disponía de 490 aviones en 28 escuadrones.

Su distribución era como sigue:

El 15º Grupo contaba con:

  • El 502º Squadron en Aldergrove.
  • La patrulla A del 48º Squadron y  la 1ª AACU en Carew Chilton.
  • La patrulla B del 48º Squadron en Otón Park.
  • El 10º Squadron de la RAAF en Mountbatten.
  • El 210º Squadron en Oban.
  • El 204º, 209º y 210º Squadrons en Pembrocke Dock.
  • El 217º Squadron y la patrulla C de la 2ª AACU en St. Eval.
  • El 240º Squadron más el Squadron de Entrenamiento de Hidroaviones del 17º Grupo, en Stranraer.

El 16º Grupo contaba con:

  • El 206º y 235º Squadron en Bircham Newton.
  • El 53º y el 500º Squadron en Detling.
  • El 22º Squadron con la Mobile Torpedo Base en North Coates.
  • El 59º y 236º squadron en Thorney Island.

El 18º Grupo contaba con:

  • El 254º y 612 º Squadron en Dyce (Aberdeen).
  • El  98º Squadron en Kaladarnes.
  • El 224º y 233º Squadron y la Patrulla de Mando del 18º Grupo en Leuchars.
  • El 201º y 204º Squadron en Sullom Voe.
  • La Patrulla de Caza y el 248º Squadron en Sumburgh.
  • El 220º y 608º Squadron en Thornaby.
  • El 42º, 269º y la 1ª Patrulla de Comunicaciones en Wick.

Arma Aérea de la Flota (Fleet Air Arm)

En los primeros meses de la guerra las escasas fuerzas del Arma Aérea de la Flota (AAF) jugaron un valioso papel. El 1 de septiembre de 1.939, el Arma poseía 232 aviones, muchos de ellos calificados como de 2ª categoría en comparación con los de la RAF.
Desde el principio, el AAF llevo a cabo patrullas antisubmarinas con los squadrons 800, 810, 820, 821, 822 y 814, embarcados en los portaviones HMS.Ark Royal, Hermes y Courageous que operaban en los accesos del noroeste y suroeste encuadrados en la Home Fleet. El portaviones HMS.Furious se encontraba en el Atlántico, el HMS.Glorious frente a las costas de Adén, el HMS.Eagle en las Indias Orientales, y el HMS.Albatross  en el sector de Freetown.
Las primeras operaciones incluyeron  la incursión contra el Altmark, patrullas en las islas de Cabo Verde y frente a Pernambuco, así como salidas contra la flota de superficie de la Kriegsmarine. Tras esto se actuó también en la zona de Narvik, se efectuaron ataques contra el Scharnhorst, se ataco Bergen, Tromsø y Trondheim. Tras la pérdida del HMS.Glorious, el Ark Royal pasó a ser el único portaviones a disposición de la Home Fleet.


Las operaciones de la Luftwaffe

Antes de la guerra, la Luftwaffe no disponía de unidades especializadas en la lucha antibuque. Existía una fuerza de reconocimiento costero y de defensa del tráfico marítimo, con cerca de 228 aviones, al mando del jefe de la Seeluftstreitkrafte (Arma Aérea de la Flota), quien se hallaba a las órdenes de un general adjunto al Comandante en Jefe de la Marina. Este mando disponía de hidroaviones Heinkel He115 y Dornier Do18 que estaban asignados a diferentes Küstenfliegergruppen (KüflGr) basados en las costas del Báltico del Mar del Norte.

A finales de verano de 1.939 se había decidido la creación de una fuerza de bombarderos, así nació la 10.Fliegerdivision, encuadrada en la Luftflotte II. En un principio se le asignaron la I y la II/Kg. 16 “Löwengeschwäder” cuyos aparatos comenzaron inmediatamente a atacar la navegación enemiga y las flotas pesqueras.
El 26 de septiembre atacaron a la Home Fleet y creyeron haber alcanzado al portaviones Ark Royal.

El 16 de octubre, el I/KG30 lanzó un ataque sobre Rosyth y dañaron con sus bombas varios barcos británicos.


Logotipo del Kampfgruppe 30 de la Luftwaffe

El día 17 atacaron Scapa Flow y dañaron al HMS.Iron Duke. Este ataque y el de Prien hicieron que los británicos se retiraran de allí y se trasladaran hacia la zona del Clydeside, menos esencial para los intereses de la Royal Navy.
En octubre de 1.939 también se inició la campaña de minado en las desembocaduras de los ríos y de los puertos británicos. Muchos barcos británicos fueron hundidos por las minas que colocaron los U-Boote, las S-Boote y los aviones, principalmente de la 9.Fliegerdivision.
Esta se componía del KüflGr 506, del Estado Mayor (Stab) y los I-III/KG4 y del Kampfgruppe 26.
La 9.Fliegerdivision se convirtió en otoño de 1.940 en el IX.Fliegerkorps. Mientras tanto, la 10.Fliegerdivision se convertía  en el X.Fliegerkorps.


Focke Wulf Fw200 llamado por los británicos “El Azote del Atlántico”.


Un oficial de Estado Mayor del X.Fliegerkorps, el Major Edgar Petersen, fue autorizado a formar un Staffel de reconocimiento con los cuatrimotores de largo alcance Focke-Wulf FW200C-0 Cóndor.


Estaban integrados en la 1./Kampfgeschwader 40 y llevaron a cabo misiones hasta los 63º Norte (Faröe-Trondheim) para comprobar al reacción de los británicos.

 

Hacia agosto de 1.940, en el cenit de la Batalla de Inglaterra, esta KG40 y su Stab estaban basados en Brest, encuadrados en la 9.Fliegerdivision, y efectuaban ataques a baja cota contra la navegación por los accesos occidentales.

Tras septiembre, el Stab/KG40 pasó al Kampfgruppe 28. Durante estos meses llevaron a cabo varios ataques con éxito, entre ellos hundir al Empress of Britain. Debido a la escasez de aviones, el I/Kg. fue complementado con aparatos Heinkel HE111H-4.


Heinkel He111H del 9./KG53.

En otoño, el Gruppe se traslado a Bordeaux-Merignac con el fin de cooperar con el Marinegruppe West.
En junio de 1.940, el Marinegruppe West, encargado de las operaciones en el Atlántico desde su base en Lorient, fue en gran parte responsable del hundimiento de 58 barcos, llegando a 63 en el mes de octubre. El Mando Costero de la RAF era prácticamente ineficaz, al carecer de aviones con el suficiente alcance para proteger los convoyes. Esta situación de inoperancia ni siquiera pudo corregirse con la subordinación del Mando Costero al Almirantazgo británico.
Para los hombres de los submarinos eran “die Glückliche Zeit” (los tiempos felices). Para Gran Bretaña, prácticamente aislada y con sus rutas de suministros cortadas, era una época de pensar en la posibilidad de no poder proseguir la guerra. Se precisaba urgentes medidas para solventar esta grave situación.


Lucha por las vías marítimas

La llegada de 1.941 no trajo buenas noticias para los británicos, los continuos hundimientos de sus barcos por parte de la U-Bootwaffe y de los aviones alemanes hacían que empezaran a pensar en como aumentar su producción naval. A su vez, los alemanes, estaban consiguiendo que la producción de sumergibles fuera superior a las pérdidas sufridas y esto, unido a la falta de navíos de escolta por parte británica, hacía que cada día que pasaba, la situación de estos se hacía cada vez más crítica.

Para mejorar un poco las cosas, en abril de 1.941 los británicos comenzaron a reabastecerse en Islandia y las bases canadienses de Labrador y Terranova pudieron utilizarse y de este modo poder cerrar el llamado “agujero del Atlántico”.
Además, en febrero recayó en el nuevo Comandante en Jefe de los Accesos Occidentales, el Almirante Sir Percy Noble, la responsabilidad suprema de la guerra antisubmarina: se trasladó su cuartel general de Plymouth a Liverpool, agregándosele el 15º Grupo del Mando Costero. Se establecieron instalaciones de entrenamiento dedicadas exclusivamente a la lucha antisubmarina dando prioridad al empleo de nuevas armas y tácticas (mejora del ASDIC, entrada en funcionamiento del HF/DF).

Durante estos primeros meses, los británicos consiguieron varios éxitos al hundir los sumergibles U47 (Prien), U99 (Kretschmer) y U100 (Schepke). Mientras tanto, los acorazados y los aviones basados en tierra constituían una nueva amenaza.

En 1.941, el centro fundamental de las actividades de los Uboote y de las unidades antibuque alemanas se orientaba hacia los convoyes que se dirigían desde Gibraltar y Canadá hacia Gran Bretaña.
En marzo, el Oberkommando de la Luftwaffe formó dos mandos especializados en tareas de reconocimiento y combate antibuques: el Fliegerführer Atlantik, con base en Lorient,  que patrullaba el Golfo de Vizcaya y los accesos occidentales; el Fliegerführer Nord, con base en Bodö (Noruega), que cubría el sector norte.

El FlFü Atlantik controlaba el I/KG40, los Küstenfliegergruppen 406, 606 y 806 y el 1(F)/125 de reconocimiento.
El FlFü Nord controlaba el I/KG26 y el 1(F)/124.
El Stab y el I/KG40 tenían sus bases en Burdeos-Merignac y Cognac. Su fuerza consistía en 20 Fw200 Cóndor. En enero de 1.941 el Gruppe acreditó el hundimiento de 63.174 Tm.

El 9 de febrero se dio el primer caso de colaboración entre los Fw200 y los U-Boote cuando atacaron el convoy HG53 y hundieron 5 barcos, los aviones, y 3 barcos el U37.
Además de estos ataques contra la navegación, el I/KG40 también efectuó patrullas de seguimiento (Fühlungshalter) hasta los 20º oeste y patrulló a diario la ruta entre Merignac y Trondheim para efectuar reconocimientos de blancos y comprobar las condiciones meteorológicas. Pero las pérdidas alemanas aumentaron, sobre todo entre los aparatos He111 del nuevo III/KG40.


Heinkel He111H del 4./KG1.

En agosto de 1.941, el Stab, el II y el III/KG30 (60 Ju88) se transfirieron al temporalmente al Fliegerführer Atlantik porque sólo había operativos 10 Fw200 y 6 He111; los Küstenfliegergruppen 106, 506 y 606 sólo podían reunir 18 aviones y el 906 sólo contaba con siete hidroaviones He115.


Heinkel He115C-1 del 1./Kü.Fl.Gr 406 basado en Sorreisa (Noruega) en 1.942. Tiene un cañón MG 151 de 15 mm en la proa.

El 5.BFGr 196, responsable de la cooperación con los acorazados y la defensa local de Brest estaba equipado con hidroaviones Arado Ar196.


El Arado Ar196A-1 entro en servicio en el verano de 1.939 como hidroavión embarcado de reconocimiento
y fue asignado a gran parte de las unidades de la Kriegsmarine.

El Fliegerführer Atlantik, al tener una fuerza tan debilitada por las pérdidas y la falta de refuerzos, contribuyó escasamente al desarrollo de la Batalla de Atlántico, tras un comienzo muy prometedor en 1.941.

En ese momento el Mando de Bombardeo hizo su 1ª transferencia de fuerzas al Mando Costero, los squadrons 107º y 114º. El 22 de marzo apareció un nuevo peligro en la forma de los cruceros pesados Scharnhorst y Gneisenau, los cuales fueron atacados por el Mando de Bombardeo en sus bases francesas y alcanzando al Gneisenau por un torpedo lanzado por un Bristol Beaufighter del 22º Squadron.


Bristol Tipo 152 Beaufort Mk1 del 22º Squadron del Coastal Command en enero de 1.940.

Pero la mayor amenaza estaba por llegar. El 18 de mayo zarpó de Gdynia (Gdansk) el acorazado alemán Bismarck y el crucero pesado Prinz Eugen, comenzando así la operación Rheinübung en la que Raeder quería utilizar sus grandes navíos de superficie para atacar el tráfico marítimo británico.
Los dos barcos, tras poner rumbo al Atlántico Norte fueron avistados por un Lockheed Hudson del 771º Squadron.


Lockheed Hudson MkV del 48º Squadron del Coastal Command con base en Stornoway en 1.941.

La Home Fleet, acompañada por el portaviones Victorious (con 6 aparatos Fulmar del 800º Squadron y 9 Swordfish del 825º) lanzó un ataque, tras haber sido hundido el HMS Hood,  sin resultados.


Fairey Swordfish Mk1 del 821º Squadron, embarcado en el HMS Ark Royal.

Durante el día siguiente los Fulmar llevaron a cabo patrullas para localizar a ambos buques, consiguiéndolo un Consolidated Catalina del Mando Costero.


Consolidated PBY Catalina de la US Navy utilizado como avión de patrulla de alcance medio.

A la caza se unió también la Fuerza H, que contaba con el portaviones Ark Royal y que embarcaba 24 Fulmar del los escuadrones 807º y 808º, y 30 Swordfish de los escuadrones 810º, 818º y 820º, que intentaron otro ataque, también sin resultados.
Tras anochecer varios Swordfish equipados con el radar aerotransportado ASV MKII hicieron dos blancos en el Bismarck, inutilizándole el timón y siendo hundido posteriormente por varias unidades de superficie.

Tras la invasión de la URSS por parte de Alemania, el Arma Aérea de la Flota lanzó nuevos ataques contra las líneas de comunicación alemanas en Noruega. Se efectuó un ataque a Kirkenes y Petsamo con dos portaviones: el Victorious embarcó a los escuadrones 809º, 827º y 828º; el Furious embarcó a los 800º, 812º y 817º.
Las pérdidas sufridas fueron importantes. Posteriormente se efectuaron ataques contra Bodö.


El bloqueo del Canal (Channel Stop)

Para intentar paralizar el tráfico de materias primas entre Suecia, Noruega y Alemania, se le encargó al Mando Costero la tarea de realizar misiones antibuque contra los convoyes de cabotaje enemigos. Estos convoyes se dirigían principalmente hacia los puertos alemanes y hacia el de Rótterdam, que daba entrada a la cuenca del Ruhr.
Esta tarea le fue asignada a los escuadrones 22, 42 y 217, pero debido a que esta era de una gran magnitud, recibieron ayuda del 2º Grupo de Bombardeo y del 11º Grupo de Caza.

Las pérdidas debidas al fuego antiaéreo y a la acción de los cazas fueron muy altas y como resultado de ellas se tuvieron que reducir las operaciones antibuque. Entonces, se decidió que el 2º Grupo se ocupara de atacar la zona comprendida entre Cherburgo y Wilhelmshaven y el Mando Costero dedicara su atención al Mar del Norte, los accesos occidentales y el Golfo de Vizcaya.
Durante el período comprendido entre 1 de julio y 31 de diciembre de 1.941, los tres mandos efectuaron ataques contra 698 buques enemigos, hundieron 41 de ellos.


Una dramática fotografía en la que unos Beaufighter atacan a un barco desde la altura del mástil.
La adrenalina debía estar fluyendo durante tales momentos.

En las primeras semanas de 1.942 se inicio la operación “Fuller” que trataba de impedir el paso del Scharnhorst, el Gneisenau y el Prinz Eugen hacia los puertos alemanes desde su base en Brest. Debido a lo sorpresivo de la partida y a la dispersión de las fuerzas británicas, sólo se pudo realizar unos leves ataques en los que no se consiguió alcanzar a  ningún objetivo.


Guerra antisubmarina

Durante el verano de 1.941, debido sobre todo a la invasión de la URSS, hubo una relativa calma en la Batalla del Atlántico, esto dio a los británicos un cierto respiro para desarrollar sus defensas antisubmarinas. Los sumergibles alemanes sufrían una continua merma en el número de sus unidades ya que eran trasladados a otros teatros de operaciones alejados de las vitales rutas de abastecimiento del Atlántico.
Desde el 1 de enero hasta el 1 de julio de 1.941, la fuerza del Mando Costero aumentó de 564 a 676 aviones. Se incorporaron aviones nuevos, aviones tales como el Consolidated Liberator, de gran radio de acción, y se recibieron aviones del Mando de Bombardeo que, aunque estaban algo anticuados, aún podían dar mucho de si en su lucha contra los U-Boote.


Consolidated Liberator GR.MkVI del 547º Squadron con base en Leuchars en 1.944.

Pero  aun así, no existía todavía un avión capaz de cerrar la llamada “brecha del Atlántico” que era de 1.100 km, si los convoyes navegaban mas al sur tampoco podían evitar la “brecha de las Azores” que era de 2.000 km.
Debido al éxito que consiguieron los sumergibles que operaban en las costas de África, se decidió enviar al 95º Squadron a Freetown, posteriormente también fue enviado el 200º, y en septiembre el 204º Squadron. Cuando la intensidad de las operaciones en esta zona disminuyó, estos aparatos pasaron el Mando de África Occidental.

En el norte, unidades de la US Navy operaban desde Islandia a pesar de la neutralidad de su país. Estas eran el Squadron VP-74, equipado con aviones Martin PBM-1 Mariner, y el VP-73, equipado con aviones PBY Catalina. A estos se les sumó un destacamento del 120º Squadron en agosto de 1.941.


Martin PBM Mariner del VP-74 a comienzos de 1.942.

En el verano de 1.941, tanto los aviones de la RAF como los de la Luftwaffe fueron equipados con radares antibuque ASV. Los británicos tenían al ASV Mk-II con un alcance de 20km y los alemanes el FuG 200 Höhentwiel, de características similares. También se estaba desarrollando el dispositivo de iluminación de blancos en ataques nocturnos, el Leigh Light.


Fotografía que muestra claramente el Leigh Light a bordo de un B24 Liberator.

Se incrementó el poder destructivo de las cargas de profundidad, etc. Pero lo que era más apremiante, era la necesidad de aviones de mayor autonomía. La solución obvia eran los portaviones, pero estos eran muy necesarios en otros frentes, por lo que se llegó a una solución temporal que consistía en añadir a algunos cargueros del tipo C3 Liberty una cubierta de vuelo, así nacieron los portaviones de escolta.

A pesar de las innovaciones técnicas, los éxitos del Mando Costero fueron muy escasos en 1.941. El 27 de agosto, en las cercanías de Islandia, el U570 se rindió ante los Hudson del 269º Squadron.
El único éxito que se le puede atribuir al Mando Costero durante el otoño ocurrió cuando un Whitley del 502º Squadron  hundió al U206 en el Golfo de Vizcaya, fue el primer hundimiento de un sumergible debido al uso del radar ASV MkII.


Armstrong Whitworth Whitley MkVII del 502º Squadron del Coastal Command
con la coloración adoptada a comienzos de 1.942 y equipado con el radar ASV MKII.

Bajo las órdenes de Hitler, se enviaron varios Uboote al Mediterráneo, estos provocaron bastantes hundimientos, entre ellos el portaviones Ark Royal y el acorazado Barham. Por ello, las unidades que operaban en esa zona, junto con los escuadrones 200º y 233º pasaron al Mando de Gibraltar de la RAF.


La base de Gibraltar en la época de la Operación Torch, octubre de 1.942. allí se hallaban establecidos unos 600 aparatos.

El 21 de diciembre por la noche, aviones del 812º Squadron de la FAA hundieron al U451 en el Estrecho de Gibraltar.
El 14 de ese mes había zarpado de Gibraltar el convoy HG76 rumbo a Gran Bretaña, iba escoltado por varios barcos y por el portaviones de escolta Audacity, que embarcaba 8 aparatos Grumman Martlet del 820º Squadron de la FAA. Tras ser atacado durante varios días por sumergibles y aviones Fw200 Cóndor pertenecientes  al III/KG40 de Burdeos-Merignac, consiguió pasar y, además, infligió severas pérdidas a las fuerzas alemanas.


Focke Wulf FW200C-2 del I./KG40 basado en Francia en 1.941.

Estados Unidos va a la guerra

A pesar de la generosa ayuda prestada a  sus aliados, poniendo en peligro su neutralidad en varias ocasiones, USA no estaba preparado para afrontar la amenaza submarina ni dominaba las técnicas de lucha contra los U-Boote.
La US Navy y la US Army Air Force eran las encargadas de realizar las patrullas y las acciones antisubmarinas. Para comienzos de 1.942 tanto el número de aviones como su calidad eran poco adecuados para poder llevar a cabo una guerra para la que no estaban todavía preparados.
Hasta mayo de 1.942 los barcos que navegaban en aguas norteamericanas lo hacían en solitario o en pequeños grupos sin protección, esto permitió que fueran hundidos un gran numero de ellos por parte de los sumergibles, pero a partir de mayo se estableció el sistema de convoyes para todos los barcos que atravesaran las zonas de responsabilidad de la US Navy.
Los primeros hundimientos de sumergibles se llevaron a cabo desde marzo de 1.942 cuando un Lockheed Hudson del VP82 hundió, el día 1, al U656 frente a cabo Race. El día 15 fue hundido el U503 en aguas de la isla de Bangk. El 13 de junio varios aviones ayudaron a hundir al U157 en las costas cubanas. Tres semanas más tarde, aviones del 59º Squadron de bombardeo de la USAAF hundieron al U153.
En junio se creo el primero de los Sea-Search Attack Group (SSAG) encargados de proteger las costas y a los barcos que navegaban en ellas y al poco tiempo tuvieron sus primeros éxitos: en julio hundieron al U701 en aguas de Diamond Shoals y al U576 en la costa oriental., en agosto hundieron al U166 en Louisiana y al U158 en la zona de Bermudas. Pero pese a estos “éxitos”, las perdidas de barcos iban en un aumento continuo haciendo pensar que habían llegado un “segundo tiempo feliz” para los U-Boote. Sin embargo, los convoyes ya habían comenzado a operar y estos, unidos a las continuas mejoras en las escoltas y en las tácticas, harían que las buenas épocas fueran cosa del pasado.


El Mando Costero de la RAF

En la primera mitad de 1.942, el Mando Costero tenía a su disposición 633 aviones repartidos en 37 escuadrones y medio. Su prioridad era la lucha antisubmarina en el Golfo de Vizcaya, el Atlántico Norte y Gibraltar pero se decidió aprovechar cualquier oportunidad para atacar la navegación enemiga. Durante esta época no se consiguió ningún hundimiento en cualquiera de estos teatros de operaciones debido a que la actividad estaba localizada lejos de ellos (costas americanas y Mediterráneo).

En junio, un Vickers Wellington del 172º Squadron hundió al U502 ayudándose para ello del reflector Leigh. Posteriormente, y ya en los meses siguientes, fueron hundidos varios Uboote,  el U751 sucumbió ante aviones del los escuadrones 61º y 502º, el U578 fue hundido por el 311º Squadron (checo) y el U705 por el 77º Squadron.

A partir de ese momento los hundimientos fueron menos frecuentes porque los sumergibles empezaron a usar un dispositivo que permitía captar las señales del radar ASV MkII con tiempo suficiente como para poder sumergirse, el FuMB1 (Metox 600A), el cual localizaba las señales en un abanico de 113 a 500 MHz. Como consecuencia de esto, solo fue hundido el U216 por parte del 224º Squadron. Pero para entonces los hundimientos comenzaron a aumentar en el Atlántico Norte.


Convoyes a la URSS

En agosto de 1.941, tras la invasión alemana, comenzaron a ser enviados convoyes con destino a Murmansk y Archangelsk, a través del Circulo Polar Ártico continuando hasta la primavera de 1.942.

Los escuadrones 269º y 330º (noruegos) cubrían los primeros 800 Km. de la ruta, a partir de ahí, los barcos y sus escoltas se las tenían que ver ellos sólos con los U-Boote y las atroces dificultades del clima ártico.
Además, también estaban allí estacionadas grandes unidades de superficie tales como el Tirpitz, el Scheer, el Lützow y el Hipper. Para intentar neutralizarlos se efectuaron ataques por parte de la FAA y  de los escuadrones 817º y 832º consiguiendo alcanzar al Tirpitz con 2 torpedos.

Hasta marzo de 1.942, las pérdidas sufridas por la aviación alemana en ese teatro de operaciones fueron mínimas, Göring ordenó a la Luftflotte V, al mando del Tte. Gral. Hans Jürgen Stumpf, que se emplease con más energía contra los convoyes a la URSS. Los mandos subordinados en Noruega eran el Fliegerführer Nord-Ost, bajo el mando del coronel Alexander Holle, el Fliegerführer Nord-West, bajo el mando del coronel Busch, y el Fliegerführer Lofoten, bajo el mando del coronel Ernst-August Roth; los cazas (parte del JG5 “Eismeer”) pasaron al Jagdfliegerführer Norwegen.

En mayo tuvieron lugar las batallas más importantes entre varios convoyes con destino a la URSS y elementos del KG30 y del KG26, pero como los resultados no fueron del todo satisfactorios, se decidió que los siguientes convoyes serian atacados mediante fuerzas combinadas de aviones y sumergibles.


Junkers Ju88C-6 del V./KG40 escoltando a unos FW200C-4 Cóndor sobre el Golfo de Vizcaya en 1.942/43.

Durante las semanas siguientes las fuerzas del Fliegerführer Lofoten y Nord-Ost recibieron refuerzos: Ju88A-4 del KG30 en Banak; el Stab, I y II/KG26 (He115) en Banak y Bardufoss; el 2./KüflGr 406 con Bv138b-1; el 1./KüflGr 902 con He115C-4 y FW200C-4 Cóndor en Trondheim-Vaernes. Además de contar con el apoyo de los Ju87B-2 Stuka del 1/StG5. Tras el entrenamiento con los torpedos italianos que iban a usar, iniciaron un nueva táctica llamada “Goldene Zange” o “peine dorado” por la cual atacaban los convoyes en vuelo rasante desde el Sol con un abanico de torpedos que barrían la ruta del convoy al tiempo que las defensas antiaéreas eran distraídas por los bombarderos de alta cota Ju88. Los torpedos se lanzaban entre los 50 y los 1000 metros de altura mientras los Ju88 lanzaban sus bombas desde 1.850 metros utilizando para ello sus visores de picado Lofte 7D o BZA-1.


Junkers Ju88A-14 del 1./KG77.

El 27 de junio de 1.942 el convoy PQ17, compuesto por 33 barcos, zarpó de Islandia. Inmediatamente recibieron las atenciones de la KG40 que efectuaron un ataque con torpedos sin éxito. Tras un día en el que quedó oculto por las nubes bajas y la niebla, fue de nuevo avistado por los alemanes del 1./KüflGr 906 y comenzó a ser atacado. Esto siguió así durante varios días más hasta que el 4 de julio la escolta recibió el mensaje de que habían sido vistas unidades de superficie alemanas que se dirigían hacia el convoy y que este debía dispersarse. Tras ocurrir esto y dispersarse las escoltas, el resto del convoy fue atacado por los aviones alemanes durante otros 6 días más hasta que los restos del convoy llegaron a Archangelsk, habían perdido 24 barcos.

Tras el desastre del PQ17, el Almirantazgo decidió que el siguiente convoy con destino a la URSS debería llevar una escolta aérea adecuada. Para ello, el Mando Costero preparó una fuerza de búsqueda y ataque para actuar en la zona de Murmansk: aviones Supermarine Spitfire de reconocimiento fotográfico, hidroaviones Consolidated Catalina del 210º Squadron y aviones torpederos Handley Page Hampden de los escuadrones 144º y 455º.
Este convoy era denominado PQ18 y estaba compuesto por 39 barcos, un petrolero, dos buques cisternas de flota y un buque de salvamento. La escolta la proporcionaba el portaviones Avenger, varios cruceros y destructores.
Cuando se encontraban a la altura de la isla de Jan Mayen fueron descubiertos por los Bv138 del 1.KüflGr 406 y comenzaron a ser atacados por los bombarderos de la KG30 y los de I./KG26 así como por los torpederos del III./KG26. Debido a que los Sea Hurricane estaban ocupados atacando los bombarderos a media cota,  ocho barcos fueron echados a pique por los torpederos.


Hidroavión Blohm&Voss Bv138, apodado el “zueco volante”, perteneciente a un Küstenfliegergruppe desconocido.

Al día siguiente, el I./KG26 se concentró en el Avenger pero no obtuvo resultados satisfactorios. Los sumergibles se apuntaron 3 barcos hundidos pero perdieron al U589.

En total, los aviones y los Uboote hundieron 13 barcos del PQ18, pero su coste de 41 aviones era muy alto para que lo pudieran soportar las limitadas fuerzas de la Luftflotte V.

Este fue el último encuentro importante en aguas del Ártico. A partir del momento en que los bombarderos y torpederos fueron enviados el Mediterráneo, donde eran más necesarios, en estas heladas y profundas aguas reinó una calma relativa.


El mando Costero

Las pérdidas sufridas por el Mando Costero debido al fuego antiaéreo durante los ataques a los convoyes que zarpaban de Noruega y de Alemania y Holanda fueron muy altas y, debido a esto, se decidió enviar a los escuadrones 144º, 408º y 455º al 18º Grupo del Mando Costero.
Estos se unieron al 48º y 608º Squadron para efectuar ataques en las aguas noruegas y también enfrentarse a los Fw200 Cóndor y Bf109F-4 de la JG5.

Al sur, los squadrons 53º, 59º, 320º y 407º de la RCAF acosaron a los convoyes de la costa holandesa sufriendo grandes bajas.


Dos Fw200 del Fliegerführer Atlantik iniciando un ataque
sobre la navegación enemiga.
Para intentar reducir estas, se decidió cambiar de táctica y así realizar los ataques a media cota (por encima de 1.830m), para ello el avión mas eficaz era el Bristol Beaufighter.
Hasta noviembre de 1.942 no se pudo formar el primer Ala dentro del 16º Grupo, formado por los squadrons 143º, 236º y 254º.

Bristol Beaufighter de un unidad de ataque antibuque del Coastal Command en la 2ª mitad de 1.944,
observar las bandas de invasión añadidas tras el Día D.

Mientras tanto, los éxitos parecían sonreír a los alemanes, los ataques a los convoyes resultaban con el hundimiento de gran cantidad de barcos con sus tripulaciones y sus preciosas cargas. Los éxitos de los aviones aliados eran, sin embargo, escasos. En agosto, el U464 fue hundido por un PBY Catalina del VP-73, que también hundió al U756 en septiembre.
En octubre, durante un ataque contra el convoy ONS136, los Liberator del 120º Squadron hundieron dos sumergibles, uno de ellos era el U597.
Un ataque prematuro llevado a cabo contra el convoy SC107, proveniente de Terranova, permitió a los Hudson del 10º y 145º squadrons hundir al U520 y U658.


Lockheed Hudson MkVI con el camuflaje del Coastal Command en 1.944.
Esta equipado con el radar ASV MkII y 8 cohetes subalares.

Inflexión en el Atlántico

El 8 de noviembre de 1.942 fuerzas anglo-americanas desembarcaron en Orán, Casablanca y Argel. Esta invasión cogería por sorpresa a las potencias del Eje, pero la reacción fue rápida: la Luftflotte II recibió refuerzos de algunos Gruppen de bombarderos y torpederos. Se desplazaron contingentes terrestres y aéreos a Túnez y se transfirieron unidades de sumergibles desde el Océano Atlántico y Cabo Verde.

Para anticiparse a la reacción  de los Uboote del Eje, el Mando Costero había enviado varias unidades a Gibraltar: los escuadrones 179º, 48º, 233º, 500º, 202º y 210º. La mayoría de ellos, sino todos, equipados con el radar ASV MkII.
El 500º Squadron fue uno de los más exitosos, sus Hudson forzaron al U595 a encallar, hundió el U529 y tomó parte, junto con el 820º de la FAA, embarcado en el Formidable, en el hundimiento del U331.

Tras perder 7 sumergibles en esas aguas, Dönitz envió al resto de ellos a sus bases del Atlántico y dejo en manos del II Fliegerkorps y de la Regia Aeronáutica la misión de atacar a la navegación enemiga.


Grumman Martlet de la Royal Navy.

Este mes de noviembre, el almirante sir Max Horton, experimentado submarinista, asumió el cargo de Jefe de los Accesos Occidentales. Bajo su mando, cada vez mas Support Groups, cuya única misión era la de combatir a los sumergibles, fueron sumándose a la lucha. Estos grupos estaban formados por fragatas rápidas equipadas con Asdic, Huff-Duff, radar de 10cm del Tipo 271, Hedgehog MkX y MkXI y cargas de profundidad con Torpex MkXI.

Fairey Swordfish MkII del 811º Squadron a bordo del HMS Biter en 1.944.
Estos iban apoyados por portaviones de escolta desarrollados a partir de los cascos de buques del tipo C-3 Liberty (HMS Archer, Avenger, Biter, Dasher y Tracker), equipados con Grumman Martlet y Fairey Swordfish.

Los primeros portaviones de escolta construidos para la US Navy fueron los Long Island, Charger, Bogue, Card, Croatan y Block Island. Iban equipados con los Grumman Wildcat y Avenger.

También recibían el apoyo de los MAC (Merchant Aircraft Carriers), mercantes convertidos.


Avión torpedero embarcado Grumman Avenger.

Estado del Mando Costero

Durante 1.942 el objetivo prioritario del Mando Costero fue la lucha antisubmarina en el Atlántico, Golfo de Vizcaya y zona norte (Feroe-Noruega) y el secundario la lucha antibuque. El Mando de Bombardeo prestó los escuadrones 44º y 58º al Mando Costero. En total unos 700 aparatos escuadrados en 42 escuadrones.
La espina dorsal la componían los Consolidated Liberator ya que eran los únicos que eran capaces de cerrar la “brecha del Atlántico”.


Consolidated B24 Liberator del 120º Squadron del Coastal Command equipado con 4 cañones de 20 mm
en un contenedor ventral y radar ASV MkII de exploración frontal y lateral.

A partir de enero de 1.943, estos fueron reforzados por la llegada de Boeing Fortress y Handley Page Halifax.


Boeing Fortress GR.MkII del 220º Squadron del Coastal Command
que operaba desde Ballykelly a finales de 1.942 y principios de 1.943.

La fuerza de bombarderos de alcance medio la componían los Hudson, Whitley y Wellington, así como los hidroaviones Catalina y Short Sunderland.


Hidroavión Short Sunderland.

En 1.943 los mejores equipos de radar eran los ASV MkIII y Mk.IV que podían detectar a un sumergible a 19,4 Km. Su uso en el Mando Costero estaba muy restringido porque los utilizaba casi todos el Mando de Bombardeo como detector de blancos y bajo de denominación H2S.

El radar ASV MkII había sido contrarrestado por el alemán FuMB1 (Metox 6000A). Con este, los Uboote podían detectar las emisiones del radar británico desde 64 Km. e incluso sumergidos (si hacia tiempo favorable), sin embargo, nada podía hacer frente a los modelos superiores y mas de un sumergible fue sorprendido en superficie por el ataque de un avión enemigo. Una nueva fase de la lucha antisubmarina había comenzado.


El compromiso americano

La amenaza de los Uboote obligó a la US Navy a mantener un fuerte contingente aéreo en la costa este de USA, Brasil, Panamá, Cuba y Bermudas.

Encuadrado en el US Army Air Force, el Mando Antisubmarino operaba desde octubre de 1.942 y de él dependían las Alas Antisubmarinas 25ª y 26ª con base en New York y Miami. En diciembre, el escuadrón y del Grupo de Exploración y Ataque Marítimo de la USAAF llegó a St. Eval para sustituir al 330º y 409º escuadrones del Mando Costero que habían sido prestados por el Mando de Bombardeo. Estaban equipados con Liberator provistos del radar SCR-517.

Estos escuadrones permanecieron en el Reino Unidos hasta marzo de 1.943 en que fueron trasladados a Port Lyautey (Marruecos). En esa época, la US Navy tenía en servicio 482 aparatos antisubmarinos.


Bombardero de gran radio de acción Consolidated B24 Liberator de la US Navy.

Clímax en el Atlántico

Durante los primeros meses de 1.943 los sumergibles alemanes mantuvieron la iniciativa en el Atlántico. Atacaron varios convoyes y hundieron una gran cantidad de barcos aliados, aunque también sufrieron pérdidas, sobre todo a cargo del escuadrón 120º, 202º y 220º.
Durante el mes de marzo se produjo uno de los episodios más notables de la guerra naval cuando los Uboote alemanes detectaron a los convoyes HX229 y SC122 y los atacaron, hundiendo una cuarta parte de los barcos de ambos convoyes y perdiendo sólo el U384 al ser hundido por un Liberator del 201º Squadron.
El predominio alemán en el Atlántico coincidió con la Conferencia de Washington, en la que se ordenó a los buques de escolta de la US Navy que se retiraran del Atlántico y pasaran al Pacífico. Muchos pensaron que la batalla del Atlántico se estaba inclinando del lado de Alemania.

Pero también se tomaron otras decisiones:

  • se reorganizaron los sistemas de convoyes y escoltas.
  • se reforzó la estructura de mando.
  • se mejoró la capacidad de los aparatos de largo alcance con la llegada de la 25ª ASW.
  • se asignaron portaviones de escolta junto con una flotilla para su protección.
  • se reforzaron las unidades de la costa este de USA.
  • se destacó al 480º Grupo AS a Marruecos.

Hasta enero de 1.943 solo se hundieron 7 sumergibles, debido a que estos podían detectar las emisiones del radar ASV MkII. Pero a partir de febrero, las tripulaciones alemanas comenzaron a llevarse desagradables sorpresas cuando los aliados comenzaron a equiparse con el radar centimétrico SCR 517. El U519 fue hundido por un avión del Squadron norteamericano.
El U333 fue sorprendido por un Wellington del 172º Squadron que estaba equipado con el ASV MkIII y consiguió derribarlo.

Para entonces, los alemanes estaban intentando desarrollar un nuevo detector para estos radares a partir de un radar H2S del Mando de Bombardeo, el Naxos-U, pero su desarrollo iba lento y numerosas dificultades retrasaban su entrada en servicio.


Hidroavión Short Sunderland (el Puercoespín Volador) del Coastal Command.
En la siguiente operación, “Enclose”, se realizaron 26 avistamientos, 15 ataques y un sólo sumergible, el U665, fue hundido por un Wellington del 172º Squadron.
En la segunda parte de Enclose, se realizaron 52 avistamientos, 28 ataques y un sólo Uboot, el U376, fue hundido por un avión del 172º Squadron.
Pero la suerte iba a cambiar para las tripulaciones alemanas el siguiente mes.

Los  Sunderland del 461º Squadron y 10º de la RAAF hundieron al U332 y U109 a principios de mayo de 1.943. El día 7, un Halifax hundió al U663, ese mismo avión destruyó al U463 una semana mas tarde.
Dönitz tomó la decisión de que sus sumergibles atravesaran el Golfo de Vizcaya en superficie y que hicieran frente a los aviones enemigos con su armamento antiaéreo. Debido a esto, durante mayo el Mando Costero realizó 98 avistamientos, efectuó 64 ataques y hundió 6 sumergibles. La suerte de los submarinistas alemanes estaba cambiando.

Este cambio comenzó en el mes de abril. Durante este mes los Uboote alemanes atacaron varios convoyes en el Atlántico Norte y perdiendo 15 sumergibles, uno de ellos era el U189 que fue hundido por un Liberator del 120º Squadron.
A principios de mayo, los lobos grises atacaron varios convoyes en la zona de Groenlandia. Durante estos ataques se perdieron 7 sumergibles, de ellos, el U630 y el U465 a causa de aviones del y 86º escuadrones.

Contra el siguiente convoy, el HX237, Dönitz concentró a sus Uboote sin saber que este contaba con la protección del portaviones Biter (con el 811º Squadron a bordo). Este portaviones participó en el hundimiento de uno de los 3 sumergibles que fueron hundidos.
Frente al convoy SC129, también escoltado por el Biter, Dönitz sufrió la destrucción de varios Uboote, el Biter hundió 2 de ellos y dañó otros más.
El ataque contra el SC130 fue la gota que colmo el vaso, en este ataque fueron hundidos 5 sumergibles contra la pérdida de un sólo buque.
Se produjeron más hundimientos durante ese mes: un Handley Page Halifax del 58º Squadron hundió 3 sumergibles, los Liberator del 120º Squadron hundieron otros 3 operando desde Reykiavik, otros tantos fueron hundidos por los del 86º, los de 269º y los del VP-84.


Portaviones de escolta USS Bogue.
El portaviones Bogue (con el Squadron VC9 compuesto de 12 aviones Grumman Wildcat F4F-4 y 8 Grumman Avenger TBF-1) atacó y dañó al U231 el cual tuvo que volver a Lorient. Al día siguiente aviones de este portaviones atacaron al U468 y al U305. Estos mismos aviones hicieron que se rindiera el U569.

Portaviones de escolta USS Santee.

Además de las armas convencionales, los aliados recibieron su primer torpedo aéreo buscador (acústico), el modelo estadounidense Mk24 o Fido, que fue entregado al 120º Squadron y al portaviones USS Santee (con el VC-29 compuesto de 12 aviones Grumman Wildcat F4F-4, 13 Grumman Avenger TBF-1 y 9 Douglas  Dauntless SBD-5).


Portaviones de escolta USS Core.

Además de estos, en junio y julio también los recibieron el USS Core (con el Squadron VC-13 compuesto de 6 aviones Grumman Wildcat F4F-4 y 12 Grumman Avenger TBF-1) y el USS Card (con el Squadron VC-11 compuesto de 6 aviones Grumman Wildcat F4F-4 y 11 Grumman Avenger TBF-1)


Portaviones de escolta USS Card.

Batiéndose en retirada

Debido a la depredación ocasionada por los aliados, el B.d.U obligó a sus sumergibles a combatir en superficie usando sus armas antiaéreas y también hizo una petición a la Luftwaffe para conseguir más cobertura aérea.
Desde el 12 de junio, los Uboote (normalmente en grupos de tres o cinco) hicieron la travesía del Golfo de Vizcaya protegiéndose mutuamente con sus antiaéreos. Tras empeorar la situación, Dönitz decidió que usaran la ruta Piening, bordeando la costa española hasta Galicia, para entrar en el Atlántico.
Los submarinos eran apoyados por los J88C-6 del V/KG40 con bases en Burdeos-Merignac y Kerlin Bastard (Lorient).


Junkers Ju88A-1 del 1./KG40 basado en Francia en 1.940.

Esta unidad se hallaba bajo el mando del Fliegerführer Atlantik, que era el Tte. Gral. Ulrich Kessler. Este mando había sido desmembrado en 1.941 y 1.942 al ser parte de sus unidades transferidas a Italia y Rusia.

En mayo de 1.943 lo componían:

  • Stab, III/KG40 con FW200C-4 Cóndor en Cognac y Burdeos-Merignac.
  • II/KG40 con He177A-3 en Fassberg y Chateudun.
  • El 3.(F)/123 Aufklärungsstaffel con Ju88D-5.
Como complemento a los cazas del V/KG40, hacia agosto, el Jagdkommando Brest y el 1. y 2./SAGr. 128 operaron con Fw190A-5. En septiembre, el II/ZG1 (Wespen) se instaló en Lanveoc-Poulmic (Brest).

El 15 de octubre, el 1./FAGr 5 (reconocimiento de largo alcance) comenzó a operar desde Mont-de-Marsan con Junkers Ju290A-2.

Cuatrimotor Junkers Ju290 del Fliegerführer Atlantik.

El Fernaufklärungsgruppe 5 sustituyó a los aparatos del KG40 en el apoyo a los Uboote. Dos Staffeln de Ju290 realizaban patrullas hasta Gibraltar y las Islas Canarias en busca de convoyes. Las patrullas de corto alcance las realizaban los Bv138 del 3./KüflGr 406 desde el lago Biscarosse.

Estas unidades de reconocimiento permitían que la KG40 se dedicara a realizar misiones antibuque con las nuevas bombas radio dirigidas Henschel Hs293 con cabezas de guerra de 500 Kg. de explosivos Trialen HE.


Bomba radioguiada Hs293.
El primer éxito con una de estas bombas se produjo el 27 de agosto de 1.943 cuando un Dornier Do217E-5 del II/KG100 hundió al HMS Egret.

Dornier Do217E-5 del II/KG100 con bombas radioguiadas Hs293.

Durante el otoño, todos los ataques a los buques aliados se realizaron con estas bombas, pero las pérdidas fueron cuantiosas.
Hacia septiembre, el V/KG40 había sido prácticamente diezmado (tras muchos combates con aviones británicos del Mando Costero, principalmente Bristol Beaufighter del 19º Grupo) y fue relevado por el Stab, el I y el III/Zerstörergeschwader 1, los cuales mantuvieron su presencia en el Golfo de Vizcaya durante 1.943 y 1.944.

El 24 de mayo de 1.943 Dönitz ordenó a sus sumergibles que se alejaran del Atlántico Norte y pusieran proa hacia sus bases o hacia zonas menos peligrosas.
Durante la escolta del convoy UGS.7A, los aviones Grumman Wildcat del USS Bogue hundieron al U217. Una semana después hundían al U118 al suroeste de las Azores. Durante el mes de junio, los aviones y buques americanos hundieron 5 Uboote, dos de ellos lo fueron por los Catalina del escuadrón VP-84. Cuatro más fueron hundidos en el Golfo de Vizcaya.


Grumman Wildcat de la US Navy.

En el mes de julio la carnicería fue aun mayor, los Liberator de los escuadrones 53º y 224º hundieron tres sumergibles en el Golfo de Vizcaya, el cuarto lo hundió el 172º Squadron.
Entre el 7 y el 9 de julio, los aviones del escuadrón y 2º SSA del US Army y el 179º Squadron hundieron tres más en aguas de Portugal y las proximidades del Mediterráneo. Los Liberator del US Army fueron destinados a Marruecos como parte del 480º Grupo AS. Desde Gran Bretaña operaba el 479º Grupo AS con los escuadrones AS 4º, 6º y 9º.
Tras disolverse el Mando Antisubmarino en octubre de 1.943, el 479º Grupo AS continuó operando desde Devon hasta su posterior traslado a Marruecos.


No pocas veces la muerte llegaba desde lo alto del cielo y sin previo aviso.


Durante este mes de julio, los sumergibles de Dönitz, que patrullaban las Azores, comenzaron a actuar contra los convoyes escoltados por los USS Bogue, Core, Card y Santee.
El Core reclamó su primera victoria al hundir al U487 a 720 millas al sur-sureste de Faial. El Santee hundió al U160 y U509 en el área de Azores; el Bogue hundió al U527 y al U613. El Santee redondeo la cuenta al hundir al U43 al sureste de Santa María.
En los sectores más tranquilos, los escuadrones de la US Navy, en especial el VP-74 y VP-94, también consiguieron cuatro hundimientos en aguas tan distantes como Río de Janeiro y Cayena.

En el Golfo de Vizcaya, las unidades de escolta y aviones del Mando Costero hundieron 3 Uboote el día 30 de julio: un Sunderland del 461º Squadron hundió al U461, un  Halifax del 502º Squadron al U462 y varias unidades navales al U504.
Durante este mes, Dönitz había perdido 37 de sus preciados sumergibles. Mientras que los aparatos del Mando Costero habían realizado 9.689 salidas en patrullas, habían avistado 86 Uboote y hundido a 16 de ellos, mientras que 6 habían sido obligados a regresar a puerto.
Se perdieron 4 aviones debido al fuego antiaéreo de los sumergibles, 6 más fueron derribados por los Ju88 del V/KG40 y 4 más por causas desconocidas.

El mes de agosto empezó de la misma forma. El primer día, hidroaviones Sunderland hundieron al U383 y U454 en el Golfo de Vizcaya. El día 2, los Liberator del 4º SSA Squadron hundieron al U706, mientras que los Squadrons 228º y 461º hacían lo propio con el U106. El U468 fue atacado y gravemente dañado por un  avión del 200º Squadron al cual logró derribar. Se produjeron duros combates aéreos en los cuales ambos contendientes sufrieron fuertes pérdidas.

A finales de agosto, Dönitz no encontró otra salida que continuar combatiendo y ordenó a sus tripulaciones regresar al Atlántico Norte, pese a haber ordenado su retirada poco tiempo antes. A estos sumergibles se les había dotado de armamento y contramedidas electrónicas mejoradas (radar Naxos-U, torpedos Zaukönig, el Pillenwerfer y armamento antiaéreo mejorado).

A principios de septiembre se ordenó a 13 sumergibles que zarparan de sus bases de Francia rumbo al Atlántico, junto a estos, zarparían otros 6 desde bases noruegas. Durante su traslado a este teatro de operaciones sólo se perdió el U669.
Durante la segunda mitad del mes, se atacó a los convoyes ONS18 y ON202 y se perdieron 3 Uboote. Tras reorganizar sus fuerzas y perder al U279, U366 y U389, Dönitz se preparó para asaltar al convoy SC143 pero sufrió el hundimiento de otros 3 Uboote más por aviones de los escuadrones 86º,120º y 423º.
Los Liberator de los escuadrones 59º, 86º y 120º hundieron 3 sumergibles durante el ataque al ON206 y 2 más durante el ataque al ONS20.

Estas fuertes pérdidas debida a la superioridad aérea aliada terminaron con los últimos ataques en masa de la Kriegsmarine.
Los grupos CVE norteamericanos continuaron operando en el Atlántico Central. El VC-9, embarcado en el USS Card, hundió al U460 y U422 al norte de las Azores. Posteriormente hundió al U452 y, días después, al U548. Otro portaviones, el USS Block Island (con el VC-58 a bordo) hundía al U220.


Portaviones de escolta USS Block Island.

Durante noviembre y diciembre se entablaron numerosos combates entre sumergibles y aviones de la ZG1 por un lado, y los aviones del 19º Grupo del Mando Costero y de la US Navy por otro.
En noviembre, un Wellington localizó al U966 al que atacó y causó daños un Catalina del VD-105. Una hora mas tarde fue atacado por los Liberator del 311º Squadron y por los aparatos del VB-103 y VB-105 que, al fin, consiguieron hundirlo.

A menudo ocurría que ambos contendientes resultaban destruidos en el combate, como ocurrió cuando el U508 fue hundido a 95 millas al norte del cabo Penas, no sin antes derribar al Catalina perteneciente al VB-103 que lo atacó.
En noviembre se redujo a 19 el numero de submarinos perdidos encajadas por la Kriegsmarine debido al mal tiempo y también a la creciente agresividad demostrada por la caza alemana. En diciembre el número descendió a 8 sumergibles.
Entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre, 32 sumergibles fueron hundidos mientras se dirigían al Atlántico, 183 lo fueron en otras áreas.

En enero de 1.944 Dönitz adoptó nuevas tácticas, enviando a los lobos grises en patrullas individuales para bloquear la costa oeste de Gran Bretaña. Ante la falta de reconocimientos aéreos y la escasez de información sobre los convoyes, se ordenó a los Uboote que se acercaran a las costas de Irlanda.
El nuevo jefe del Mando Costero, William Sholto Douglas, envió al 15º Grupo (previamente reforzado con el 18º y 19º) al Ulster y Escocia.
Los sumergibles comenzaron sus ataques el 27 de enero pero el U571 fue hundido por un avión del 461º Squadron y el U271 por un Catalina del VB-103.
El 10 de febrero, el HMS Fencer (que llevaba embarcado al 842º Squadron de la FAA) hundió al U666, mientras que el 612º Squadron hacía lo propio con el U545. El 19 de febrero, el HMS Woodpecker y el HMS Starling hundían al primer Uboot equipado con schnorkel.
El 22 de marzo, tras una reunión con Hitler el 26 de febrero en la que pedía más apoyo por parte de la Luftwaffe y la llegada de los nuevos submarinos, y tras soportar un número cada vez mayor de pérdidas, Dönitz ordenó el fin de la ofensiva. La tranquilidad volvió al Atlántico, por lo menos hasta la invasión de Normandía.


Ataques antibuque

Durante 1.943 y 1.944 los aviones del Mando Costero continuaron atacando la navegación de superficie enemiga en el mar del Norte y las costas noruegas.

El Ala de Ataque de North Coates, con el 16º Grupo (formado por los squadrons 143º, 236º y 254º) atacó la costa holandesa con Bristol Beaufighter. A partir de 1.943 apareció una nueva arma: el proyectil cohete.
El propulsor de estos proyectiles cohete podía ser un motor MkII o MkIII y las cabezas SAP/HE (semi-perforante/alto explosivo) eran de 11,3 Kg. con sistema de lanzamiento por raíles. Esta última cabeza era muy eficaz en ataques contra buques o submarinos en superficie. Además de los cohetes, también estaban equipados con un cañón Molins OQF de 57 mm con un alcance efectivo de 1 milla. La primera vez que se comprobó fue cuando un avión del 248º Squadron hundió al U976 el 25 de marzo.

Molins OQF de 57 mm.

En enero de 1.944 se formó otra Ala de Ataque en Leuchars (con los escuadrones 455º y 489º).


Bristol Beaufighter Mk21 equipado con 8 cohetes subalares.

El desafío del Día D

Después de largas deliberaciones, Dönitz decidió que el futuro del arma submarina estaba en tomar parte activa en la defensa estratégica, ya que la destrucción de las fuerzas aéreas y marítimas del enemigo era más urgente que la interrupción de las rutas de abastecimiento.
En el momento del desembarco, los aviones antibuque alemanes estaban al mando del X Fliegerkorps del Tte. Gral. Alexander Holle, que se había hecho cargo del diezmado Fliegerführer Atlantik y al que se hallaba subordinada la 2ª Fliegerdivision.

Encuadrados en el X Fliegerkorps se hallaban:

  • el 3.(F)/123 en Rennes.
  • el FAGr 5 en Mont de Marsan.
  • los I/III del KG40 en Burdeos.
  • el I/KG100 y el ZG1 en Lorient


La 2ª Fliegerdivision comprendía:

  • el 1.(F)33 en Saint Martin.
  • el Stab, I y III del KG26 en Salon y Montpellier.
  • el I y II del KG30 en Marseilles-Istres.
  • el Stab y II del KG100 en Istres.

Se esperaba bastante de estos aparatos, pero su actuación fue decepcionante. Tuvieron que realizar sus operaciones de noche debido a la superioridad aérea aliada y sufrieron graves pérdidas.

Los sumergibles combatieron duramente durante los meses de junio y julio. Sin embargo, toparon con una fuerte oposición aliada. La RAF tenía 51 escuadrones y 3 Alas para cubrir las proximidades del Canal y la costa oeste, además de las unidades de la FAA, la US Navy y la RCAF.

Para proteger la ruta del norte, el 18 Grupo contaba con 3 escuadrones más 2 del 15º Grupo y otros 2 de la RAF basados en Islandia. Estas fuerzas empezaron a operar contra los Uboote ya desde finales de mayo.
Los ataques de los sumergibles comenzaron la noche del 6 de junio. Entre este día y el 10 de junio el Mando Costero realizo 36 avistamientos y 25 ataques. Un avión del 224º Squadron hundió dos Uboote la noche del 8 de junio. Los schnorkel fueron avistados en 57 ocasiones (entre el 11 y el 30 de junio) y se realizaron ataques en 33 ocasiones.

Se establecieron duros combates y, a veces, el avión llevaba la peor parte, un avión del 162º Squadron fue destruido al tras hundir al U1225. Un destino similar sufrió el U347 cuando fue atacado y hundido por un avión del 210º Squadron al cual también destruyó.
A finales de agosto, cuando las tropas aliadas avanzaban por toda Francia, Dönitz ordenó evacuar las bases de Lorient, Brest y La Pallice. Utilizando el Schnorkel, la mayoría de los submarinos pudieron alcanzar Alemania o Noruega.


Las cargas estallan a pocos metros del sumergible

Operaciones de la FAA

Durante buena parte de 1.942 y 1.943 las operaciones de la FAA se trasladaron al Mediterráneo y el Lejano Oriente y se redujeron sus operaciones con la Home Fleet a escoltas de convoyes con ruta al Atlántico, Ártico y Gibraltar.
Durante esta época también comenzaban a entrar en servicio nuevos aparatos fruto de la Ley de Préstamo y Arriendo. Para septiembre de 1.943, la FAA era una fuerza poderosa con cerca de 700 aviones de combate, de los cuales 298 eran americanos.
Durante 1.944 el principal objetivo de la FAA fue el acorazado Tirpitz y sobre este se iban a ensayar los nuevos aviones de la FAA.

El primer y más brillante ataque fue denominado operación Tungsten. En ella tomaron parte los siguientes efectivos:

  • Portaviones HMS Victorious con los Corsair MkII del 1834º y 1836º squadrons y los Barracuda MkII del 827º y 829º squadrons.
  • Portaviones HMS Furious con los Seafire MkIB del 801º Squadron, los Seafire MkIIC del 880º Squadron y los Barracuda del 830º y 831º squadrons.
  • Portaviones HMS Emperor con los Hellcat MkI del 800º y 804º squadrons.
  • Portaviones ligeros HMS Pursuer, HMS Searcher y HMS Fencer con los Wildcat MkV y Swordfish MkII.

Alcanzaron al Tirpitz con 41 bombas, 14 de ellas de alto explosivo, y dejaron al acorazado fuera de servicio durante tres meses, y sólo perdieron 4 aviones.
La siguiente operación fue la operación Mascot, que fue pospuesta hasta julio debido al mal tiempo. Sus resultados fueron nulos, el acorazado se ocultó tras una cortina de humo y terminó en fracaso.
La última gran operación fue la operación Goodwood. Se realizó a finales de agosto y también resultó un fracaso.

El fracaso de esta operación fue un mal trago para la FAA y, tras ello, se encargó al Mando de Bombardeo la tarea de hundir al Tirpitz. El 11 de septiembre de 1.944 los escuadrones y 617º atacaron al Tirpitz y le alcanzaron, sin hundirlo, con una bomba perforante Tallboy de 5.443 Kg. de HE. Realizaron un 2º ataque en octubre pero fracasaron a causa de la mala visibilidad.

El 3º ataque efectuado el 12 de noviembre alcanzó su objetivo con 2 bombas que alcanzaron la santabárbara e hicieron que el buque zozobrara.


En noviembre de 1.944, como consecuencia de varios impactos directos de cuatrimotores Lancaster,
el Tirpitz dio la banda y zozobro en Haakoy, cerca de Tromsø, al norte de Noruega.

Las últimas batallas

Tras la retirada alemana de los puertos del Golfo de Vizcaya, los aviones del Mando Costero se dedicaron a hostigar a los mercantes enemigos y a buscar a los sumergibles que operaban desde las bases de Kiel, Bergen, Trondheim y el Mar Báltico.
Desde octubre de 1.944, Dönitz concentró sus Uboote en las aguas costeras británicas, irlandesas, canal de St. George y las Hébridas, usando al máximo sus schnorkels. En este mes fue hundido el U1060 por aviones de los squadrons 1771º de la FAA (HMS Implacable) y los 311º y 502º.

En noviembre, los aviones aliados, no consiguieron hundir ningún sumergible; tan sólo dos en diciembre. Entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre, se efectuaron 9.216 salidas, con 62 avistamientos, 29 ataques y 7 hundimientos.


Escoltando a un convoy

Hasta marzo no volvieron a hundir un Uboot los aviones aliados, el 11 de marzo, un avión del escuadrón VB-103 hundió al U681; el día 20, un avión del 86º Squadron hundió con un torpedo buscador Mk24 al U905.
Los ataques de los squadrons 143º, 235º y 248º  sobre las áreas del Kattegat y Skagerrak fueron muy afortunados y consiguieron hundir 10 sumergibles mediante cohetes y fuego de cañón. El último fue el U393, hundido el 4 de mayo.

Una de las acciones más brillantes las llevaría a cabo el 86º Squadron cuando, el día 5 hundió al U3053 y el día siguiente al U1008 y U2534.

El Mando Costero de la RAF contribuyó en gran medida a la victoria, consiguió hundir 183 sumergibles y ayudó a la destrucción de otros 21. Además hundió 383 buques enemigos. Sin embargo, sus pérdidas fueron grandes: 5.866 pilotos y tripulantes murieron en las operaciones y 1.777 aviones fueron derribados en combate.


Atrás
Nota Legal y Copyright ©
Inicio
Contacto